Logo, Gobierno ColombiaLogo, Marca País
Logo, Biblioteca virtual para ciegos de colombia
Acceder

Listar por Materia "Cuentos rusos"

Mostrando ítems 1 al 20 de 25

Resultados de la búsqueda

Lista de resultados

  • Portada no disponible

    La amenaza de Calixto 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    —¡Maldito Júpiter! —gruñó Ambrose Whitefield malhumoradamente, y yo me mostré conforme con él. —He estado en la órbita del satélite joviano —dije— quince años y he oído pronunciar estas dos palabras más de un millón de veces. Probablemente es la maldición más sincera de todo el sistema solar. Acabábamos de ser relevados de nuestro turno en los mandos de la nave de exploración Ceres y bajamos los dos niveles hasta nuestra habitación con pasos lentos. Tomado del texto original Fecha de reseña: 31/07/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Aniuta 

    Chejov, Anton, 1860. 1904

    Por la peor habitación del detestable Hotel Lisboa paseábase infatigablemente el estudiante de tercer año de Medicina Stepan Klochkov. Al par que paseaba, estudiaba en voz alta. Como llevaba largas horas entregado al doble ejercicio, tenía la garganta seca y la frente cubierta de sudor. Tomado del texto original Fecha de reseña: 21/11/2106

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Los cangrejos caminan sobre la isla 

    Dneprov, Anatoli

    El cuento trata sobre un experimento ficticio realizado en una isla desierta del Pacífico, donde es liberado un robot con forma de cangrejo que tiene la capacidad de localizar metal y otros materiales necesarios para la construcción de un facsímil suyo con pequeñas variaciones, que al cabo de varias "generaciones" de cangrejos, van "evolucionando" al haber menos recursos naturales (metal) y más competencia. Aunque el objetivo del experimento era tener robots muy pequeños y eficientes para acabar con las reservas de metal en un país enemigo para las guerras, la vida da un giro inesperado teniendo un desenlace cruel. Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Los_cangrejos_caminan_sobre_la_isla Fecha de reseña: 19/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La carrera de la reina encarnada 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    En medio de tanto debate sobre “deso” (desarrollo sostenible en adelante) ahora resulta que todos están falseando la realidad. Las licencias de construcción seguirán y darán para machacar territorio y recursos un par de años más. Lo que significa que se exigirán más áridos, más arenas, más recursos naturales afectados de los que menos quedan en Canarias. En definitiva, en tiempo real y no virtual, seguiremos viendo cómo desaparecen hábitats y especies sin ningún tipo de control del desarrollo que los acosa y destruye. Ahora se ponen las tintas en el turismo sin que se hable de las infraestructuras, del descontrol planificatorio en las obras institucionales, de la absoluta falta de coordinación interadministrativa y de la nula eficacia de los distintos regímenes de supervisión y participación social sobre los todopoderosos procedimientos administrativos. Tomado de: http://elmalpais.blogspot.com.co/2001/05/la-carrera-de-la-reina-encarnada.html Fecha de reseña: 04/08/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La casa más grande 

    Kolupaev, Víctor. 1936-2001

    El silencio despertó a la niña, que se guía acostada sin moverse y con los ojos cerrados. Después Levantó con cautela los párpados y vio sobre su cabecera el rostro materno. Aún no había amanecido, sólo clareaba un poco por el Este. Una brisa apenas perceptible movía los cabellos de la madre, sueltos sobre los hombros. Tomado del texto original Fecha de reseña: 04/08/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La criba 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    ‘La criba’, de Isaac Asimov es un cuento que trae a reflexión el tema de las grandes decisiones sobre el destino del mundo, que a veces son tomadas unilateralmente pensando en abusar del poder militar y económico. Aaron Rodman un científico honesto, preferirá suicidarse y envenenar a quienes intentan obligarlo a participar en un plan de genocidio nunca antes imaginado. Tomado de: http://arealibros.republica.com/ciencia-ficcion/la-criba-de-isaac-asimov.html Fecha de reseña: 08/08/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    El despertar 

    Babel, Isaac

    Toda la gente de nuestra categoría: corredores, tenderos, bancarios y oficinistas de compañías navieras, enseñaban música a sus hijos. Nuestros padres, al no ver salida para mí, idearon una lotería. La montaron sobre los huesos de la gente menor. Odesa quedó afectada por ese delirio más que otras ciudades. Se debía ello a que durante decenios nuestra ciudad suministró niños prodigio a las salas de concierto del mundo. De Odesa salieron Misha Elman, Zimbalist, Gabrilóvich, aquí comenzó Yasha Heifetz. Tomado del texto original Fecha de reseña: 14/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    El duende conversador 

    Grin, Alexandr, 1880-1932

    Alexander Grin presenta en su cuento El duende conversador, a un ser elemental que no teme hablar con un humano porque necesita aliviarse del dolor de muela. Este duende le relata como Filip el esposo de Anny estuvo a punto de perder a su mujer por hablarle demasiado de su amigo Ralf. El duende hace partícipe a una piedra mágica que guía a Anny a un bosque donde se encuentra con Ralf. Solo la ética de Ralf hace que no traicione a su amigo Filip. Tomado de: http://arealibros.republica.com/cuentos/el-duende-conversador-de-alexandre-grin.html Fecha de reseña: 28/05/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Thumbnail

    La edad de oro. I 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    Muchos escritores de ciencia-ficción se iniciaron en el género desde muy jóvenes. Algunos cuentan que sus lecturas empezaron en la infancia, otros casi abandonando la adolescencia. Esta etapa de iniciación les preparaba para que, transcurridos algunos años, llegaran a ser los escritores que hoy conocemos. Este es el caso de Isaac Asimov. Su aventura a través de este género literario se inicia a los once años. Leía furtivamente las revistas que vendía su padre y con el tiempo, tomaría la decisión de escribir historias similares a las que disfrutaba. Este sería el arranque de una larga y fructífera carrera como escritor de ficción científica. Esto es lo que nos cuenta esta antología de relatos: cómo empezó el buen Isaac su carrera de escritor profesional. Al principio, sus relatos eran sencillos e inclusive pecaban de ingenuos; pero con mucha práctica y el paso de los años, llegaría a ser el escritor más representativo del género. Hay que agregar que sus introducciones autobiográficas nunca faltaron en cualquier recopilación. A veces, éstas dan datos interesantes sobre el ambiente editorial que existía en la época; y por otro lado, nos cuenta a modo de presunción que el más mínimo detalle de su vida es objeto de estudio para la Historia. Tomado de: http://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op00750.htm Fecha de reseña: 09/08/2916

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Portada no disponible

    Una estatua para papá 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    ¿La primera vez? ¿De veras? Pero por supuesto que ha oído usted hablar de ello. Sí, estoy seguro. Si le interesa el descubrimiento, créame que será para mí un placer contárselo. Es una historia que siempre me ha gustado narrar, pero pocas personas me brindan la oportunidad de hacerlo. Incluso me han aconsejado que la mantuviera en secreto, porque atenta contra las leyendas que proliferan en torno a mi padre. Tomado del texto original Fecha de reseña: 26/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Thumbnail

    La gravedad ha desaparecido 

    Beliaev, Alexander, 1884-1942

    Durante mis paseos por las afueras de Simeiz, en Crimea, la solitaria quinta de verano que se erguía en la falda de una montaña llamó mi atención. Ningún camino conducía hasta ella y estaba muy bien vallada por todos los lados, con su única verja siempre cerrada. Por encima de la valla no asomaba ningún arbusto ni la copa de un solo árbol, y en torno a ella todo eran rocas amarillentas, con algún ocasional enebro de aspecto enfermizo o un retorcido pino aquí y allá. Tomado del texto original Fecha de reseña: 16/08/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Portada no disponible

    Los hombres que están de mas 

    Chejov, Antón, 1860-1904

    Son las siete de la tarde. Un día caluroso del mes de junio. Del apeadero de Hilkobo, una multitud de personas que han llegado en el tren encaminase a la estación veraniega. Casi todos los viajeros son padres de familia, cargados de paquetes, carpetas y sombrereras. Todos tienen el aspecto cansado, hambriento y aburrido, como si para ellos no resplandeciera el sol y no creciera la hierba. Tomado del texto original Fecha de reseña: 11/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Iban Matveich 

    Chejov, Antón, 1860-1904

    Son las cinco. Un renombrado sabio ruso (le diremos sencillamente sabio) está frente a su escritorio y se muerde las uñas. -¡Esto es indignante! -dice a cada momento, consultando su reloj-. ¡Es una falta de respeto para con el tiempo y el trabajo ajenos!... ¡En Inglaterra, un sujeto semejante no ganaría ni un centavo y moriría de hambre!... ¡Ya verás la que te espera cuando vengas! Tomado del texto original Fecha de reseña: 05/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Los limites de la fundación 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    Golan Trevize, consejero de la Primera Fundación, se pregunta sobre la posibilidad de la supervivencia de la Segunda Fundación. Esta debería haber sido destruida, según la versión oficial, agotándose así los superpoderes mentales de los científicos que la componían y que dirigían ocultamente los aconteceres del Imperio Galáctico. Tras una serie de intrigas políticas, Trevize se verá obligado a exiliarse en una astronave, en compañía del historiador Janov Pelorat. Pero, una vez en el espacio, ambos decidirán dedicarse a la búsqueda del antiguo planeta Tierra... ver otros libros del autor: Hacia la fundación y Tierra Segunda Fundación e imperio. Tomado de: http://www.casadellibro.com/libro-limites-de-la-fundacion/9788497594349/883722 Fecha de reseña: 23/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Madre tierra 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    Es en este cuento que Asimov presenta por primera vez los planetas, por lo tanto, considerado como el marco de esta serie, que contiene cuatro libros y dos historias cortas. Tomado de: http://www.escuelapedia.com/madre-tierra/ Fecha de reseña: 29/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Lo mejor de la ciencia ficción rusa 

    Dudincev, Vladimir

    En esta recopilación J. Bergier presenta una interesante selección de cuentos de Ciencia Ficción Rusa, precedida por una introducción donde incluye una corta (pero sustanciosa) retrospectiva de algunos de los autores más importantes del género (según su concepto) en la antigua Unión Soviética. Además, enmarca la obra de tales autores dentro del desarrollo literario del género en Rusia a finales del siglo XIX y durante las primeras décadas del siglo XX. Cabe destacar la alta calidad de los relatos, tanto en el aspecto narrativo como en el científico. En general, la descripción de fenómenos físicos, biológicos, etc. es detallada y sustentan adecuadamente el desarrollo de las historias. Aunque son producciones relativamente antiguas, la mayoría de las narraciones (especialmente las que tratan acerca de viajes espaciales de exploración) igualan a las producidas en las últimas décadas en cuanto a detalles técnicos se refieren. Tomado del texto original Fecha de reseña: 16/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Thumbnail

    Los océanos de Venus 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    El sistema solar ha sido colonizado por la Tierra, unida bajo un solo gobierno presidido por el Consejo de Ciencias. En las profundidades de los océanos de Venus, bajo inmensas cúpulas transparentes, los extraterrestres han construido maravillosas ciudades submarinas. Pero un terrible enemigo, perturbador de la mente, amenaza con destruir las colonias humanas. Lucky Starr, agente especial del Consejo de Ciencias, habrá de enfrentarse solo a esta amenaza extraterrestre. Tomado de: https://www.entrelectores.com/libros/isaac-asimov/lucky-starr-3-oceanos-venus-isaac-asimov Fecha de reseña: 25/09/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Portada no disponible

    Los ojos hacen algo más que ver 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    Después de cientos de miles de millones de años, pensó de súbito en sí mismo como Ames. No la combinación de longitudes de ondas que a través de todo el universo era ahora el equivalente de Ames, sino el sonido en sí. Una clara memoria trajo las ondas sonoras que él no escuchó ni podía escuchar. Su nuevo proyecto le aguzaba sus recuerdos más allá de lo usualmente recordable. Registró el vórtice energético que constituía la suma de su individualidad y las líneas de fuerza se extendieron más allá de las estrellas. Tomado del texto original Fecha de reseña: 25/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Los premios Hugo, 1968-1969 

    Asimov, Isaac, 1920-1992

    Los autores más importantes con los relatos que les consagraron como maestros de la ciencia ficción. Indispensable para los amantes del género o para todo aquel que quiera trabar conocimiento del mismo: los relatos del premio más importante que se concede por votación entre los aficionados. Aquí se reúnen los siete relatos ganadores, durante los años 1968 y 1969, presentados individualmente por Isaac Asimov. Relatos: El Vuelo del Dragón, de Anne McCaffrey Jinetes de Salario Púrpura, de Philip José Farmer Voy a Probar Suerte, de Fritz Leiber No Tengo boca y Debo gritar, de Harlan Ellison La Bestia que Gritaba Amor en el Corazón del Universo, de Harlan Ellison Alas Nocturnas, de Robert Silverberg Carne Compartida, de Poul Anderson Tomado de: http://leelibros.com/biblioteca/?q=node/9659 Fecha de reseña: 26/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    ¡Qué público! 

    Chejov, Antón, 1860-1904

    ¡Basta! ¡Ya no vuelvo a beber!... Por nada del mundo. Tiempo es de ponerme al trabajo... ¿Te gusta recibir tu sueldo? Pues trabaja honradamente, con celo, sin tregua ni reposo. Acaba de una vez con las granujerías... Te has acostumbrado a cobrar tu paga en balde, y esto es malo...; esto no es honrado... Luego de haberse hecho tales razonamientos, el jefe del tren, Podtiaguin, siente un deseo invencible de trabajar. Son casi las dos de la madrugada, mas, a pesar de lo temprano de la hora, despierta a los conductores y va con ellos por los vagones para revisar los billetes. Tomado del texto original Fecha de reseña: 17/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)